La administración tributaria perfecciona sus técnicas con el objetivo de ampliar la cobertura y profundidad en la fiscalización de empresas, instituciones y particulares. Por lo tanto, al momento de diseñar sus planes y estrategias, el factor tributario es cada vez más importante para todos los agentes económicos.